Consejos sobre crianza positiva para padres con hijos de 0 a 1 año

crianza positiva

Muchos de nosotros crecimos con castigos violentos que, aunque actualmente están prohibidos, durante mucho tiempo fueron normalizados. Para terminar con esta forma de violencia contra los niños surge la crianza positiva.

El enfoque de la crianza positiva busca promover un estilo de educación sin violencia, disciplina con amor y vínculos afectivos fuertes en donde los padres o cuidadores afiancemos diferentes formas para relacionarnos con los niños desde el reconocimiento y el afecto.

Cuando somos padres primerizos, los primeros meses son de aprendizaje que traen consigo muchas frustraciones. Nos comparamos con otros padres, comparamos a nuestros hijos, además, creamos un montón de expectativas que con cada llanto de nuestro bebé se derrumban. Sin embargo, entender la crianza positiva y aplicar algunos consejos, nos liberan de esos conflictos que en ocasiones construimos por no vivir la experiencia de ser padres como propia.

Para comenzar, tu hijo es un ser único, su proceso, por más similitudes que aparezcan con otros bebés de su edad, son solo suyos. No obstante, existen indicadores de desarrollo, los cuales debemos tener en cuenta para aplicar una crianza positiva. Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) “los indicadores del desarrollo son las acciones que la mayoría de los niños pueden hacer a una edad determinada”. En esta ocasión, hablaremos de los bebés entre 0 y 1 año.

La CDC dice que, en el primer año, los bebés aprenden a enfocar la vista, a estirarse, a explorar y también aprenden sobre las cosas que los rodean. Asimismo, los niños empiezan a entender y saber los nombres de personas y cosas, y a formar lazos de afecto y confianza con sus padres y otras personas como parte de su desarrollo social y afectivo. Adicional a esto, la manera en que los padres abrazan a su bebé o juegan con él definirá la forma en la que el niño interactúa con ellos y con los demás. Por lo anterior, te presentamos cuáles son los consejos que puedes hacer para ayudar a tu bebé en esta etapa:

crianza positiva
– Háblale a tu bebé. Tu voz lo calmará.
– Respóndele cuando haga sonidos repitiendo los sonidos y agregando palabras. Esto ayudará al bebé a aprender a usar el lenguaje.
– Léele. Esto lo estimulará a crear sonidos y a entender el lenguaje.
– Cántale y ponle música. Esto ayudará a que comience a apreciar la música y también ayudará a su desarrollo cerebral.
– Elogia lo que hace tu bebé y dale mucho amor.
– Pasa tiempo abrazándolo y cargándolo. Esto ayudará a que se sienta seguro y querido.
– Juega con tu bebé cuando esté alerta y relajado. Déjalo descansar si muestra señales de cansancio o molestia.
– Entretén a tu bebé con juguetes y llévalo por áreas seguras cuando comience a moverse y a tocar objetos que no debe tocar.
– Cuida de su salud física, mental y emocional. La crianza y educación pueden ser tareas demandantes. Si te sientes bien contigo mismo, te será más fácil disfrutar de tu bebé, y ser un padre positivo y amoroso.

Si quieres conocer más consejos y descubrir cómo mantener a tu bebé a salvo da clic en: www.cdc.gov/ncbddd/spanish/childdevelopment/positiveparenting/infants.html

Asimismo, la organización internacional Aldeas Infantiles SOS Colombia nos comparte algunos tips para promover la crianza positiva:
– La palmada no sirve para educar.
– Con los golpes y gritos sólo se logra asustar a los niños.
– Recuerda dialogar y explicar qué hace mal. Es importante darle ejemplos para cambiar, los niños entienden y se sienten mejor.
– Pegar y gritar sólo lastima la autoestima de los niños, ocasionando que se vuelvan rebeldes. Se debe hablar con los niños, construir normas conjuntamente y darles ejemplo, para que así crecer juntos día a día.
– Cuando sientan rabia recuerden que esta es del adulto y se puede manejar sin lastimar a los niños.
– Cuando el adulto se equivoca con los niños, se debe pedir perdón, así les enseñamos que errar es de humanos y que se pueden reparar los errores.
– No importa la edad, todos los niños necesitan afecto, comprensión y respeto.

Para ver la cartilla completa sobre crianza positiva de Aldeas Infantiles SOS Colombia junto al ICBF da clic en: aldeasinfantiles.org.co/CARTILLA-8-CRIANZA-POSITIVA.pdf

Para completar la información anterior, si no sabes cómo empezar a aplicarla, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) nos cuenta cómo hacerlo 8 pasos:

¿Cómo empezar a aplicar la crianza positiva en casa?

1. Haz una mirada retrospectiva de cómo fuiste educado

El primer paso, según Liliana Orjuela del ICBF, consiste en revisar tu historia personal y analizar cómo fuiste educado. Piensa, por ejemplo, cómo te sentías cuando tus papás te reprendían o te llamaban la atención, si utilizaban el castigo físico, si te gritaban y decían cosas que te lastimaban y qué emociones te generaban ese tipo de reacciones ¿ira? ¿temor? ¿tristeza? ¿rebeldía? A su vez, piensa cómo era la relación con tus padres ¿era cercana? ¿distante? ¿les tenías miedo? ¿podías hablar con ellos? ¿les tenías confianza? Recuerda que las relaciones con los padres en la infancia son fundamentales para crear sentimientos de seguridad y de confianza en sí mismo que permiten asumir los retos que nos plantea la vida.

2. Identifica los aspectos tanto positivos como negativos de la relación

Reconoce aquellas actitudes o comportamientos que te hacían sentir valioso y amado, así como aquellos que herían tus sentimientos y te producían miedo o inseguridad. Pregúntate qué te hubiera gustado mejorar o cambiar en esa relación con tus padres: ¿habría sido mejor que te escucharan cuando estabas en problemas? ¿te hubiera gustado proponer soluciones?, ¿qué puedes aprender de eso que viviste, para ser ahora mejor madre o padre?

3. Reflexiona sobre aquello que no te gustaría repetir con tus hijos

Partiendo del ejercicio anterior empieza a hacer modificaciones en tu rol como madre, padre o cuidador que te permita relacionarte mejor con las niñas, niños y adolescentes tal y como tú hubieras querido que tus padres y cuidadores se relacionarán contigo. Si lograste identificar errores que, quizá cometieron tus padres en tu proceso de crianza, aprende de ellos y no los repitas.

4. Olvídate de creencias erróneas y obsoletas alrededor del maltrato en la crianza

Expresiones como “la letra con sangre entra”, “yo soy el padre y tengo derecho a pegarle a mi hijo para corregirlo”, “la mejor autoridad es la correa”, “nadie se ha muerto por un chancletazo” o “si le pego es por su bien” deben ser erradicadas en tu hogar. El castigo físico, verbal o psicológico en lugar de educar, genera profundas consecuencias a nivel cognitivo, social y emocional y en algunos casos, empeoran las conductas indeseadas de las niñas, niños y adolescentes.

5. Empieza a gestionar tus emociones

Para empezar a aplicar la crianza positiva es importante que aprendas a regular tus propias emociones. Muchos padres recurren al autoritarismo, al insulto o al golpe porque no saben cómo lidiar con los sentimientos de rabia, miedo, impotencia o frustración que les generan los comportamientos “inadecuados” de sus hijos. Antes de abordar a un niño o a un adolescente para hablar con él o corregirlo, respira profundo y espera que la calma retorne a ti. Si estás fuera de control e intentas relacionarte no lograrás una interacción positiva.

6. Considera a tu hijo o hija como un sujeto de derechos

Desarrolla relaciones horizontales en tu hogar. Recuerda que, aunque los niños y los adultos cumplen diferentes roles, todos merecen el mismo respeto y tienen la misma dignidad. Así mismo, promueve en niñas, niños y adolescentes el ejercicio de la autonomía, la corresponsabilidad y la participación en las decisiones que se toman en familia.

7. Establece normas y límites

Recuerda que las normas y los límites ordenan los comportamientos de niñas, niños y adolescentes y les dan un marco de contención y de seguridad a la hora de actuar. Para que sean efectivas, en la crianza positiva, las reglas no son impuestas por los adultos, sino que son concertadas con la participación de las niñas, niños y adolescentes, de modo que sean claras, comprensibles y acordes con su edad. De igual manera, los niños deben conocer anticipadamente cuáles son las consecuencias de incumplirlas.

8. Aplica disciplina con amor

La clave está en ser firme y amoroso a la vez. Recuerda que sí es posible educar sin maltrato, sin gritos y sin humillación.

Para ampliar esta información ingresa a:  icbf.gov.co/mis-manos-te-ensenan/crianza-positiva-como-empezar-aplicarla-en-ocho-pasos

Especial para Los Mejores Jardines
Por: Andrea Carolina Pedroza
Equipo de redacción de Los Mejores Jardines

COPYRIGHT ©2021 www.losmejoresjardines.com ・ [email protected]
Carrera 7 No. 156 - 10 Oficina 1707 ・
CONTACTO COMERCIAL: (+57) 300 566 2412・
ADMINISTRACIÓN Y CARTERA: (+57) 318 381 8314 ・Bogotá D.C, Colombia

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de LOS MEJORES JARDINES DE COLOMBIA. Esta página de internet y su contenido son propiedad de CIPRÉS MERCADEO EDUCATIVO. Está prohibida su reproducción total o parcial, su traducción, inclusión, transmisión, almacenamiento o acceso a través de medios analógicos, digitales o de cualquier otro sistema o tecnología creada o por crearse, sin autorización previa y escrita. No se puede utilizar este contenido para fines comerciales.No se puede alterar, transformar o generar otro contenido derivado a partir de esta página.

Abrir chat
¡Hola! te estás comunicando con Ciprés Mercadeo Educativo, ¿en qué podemos ayudarte?