La importancia de la empatía en el aula de clase

Las formas de educar, formar y enseñar, tanto dentro como fuera del aula, han experimentado cambios significativos. Los niños son ahora más empoderados, analíticos y tienen un deseo ferviente de buscar la verdad. Por lo tanto, es esencial que los docentes también modifiquemos nuestra forma de abordar la enseñanza, siendo flexibles y conscientes de que el niño debe ser el epicentro de la educación.

En Cumbres, priorizamos a la persona como el elemento central de nuestro enfoque educativo. Desarrollamos estrategias que permiten sensibilizar a los niños ante las necesidades de los demás, el manejo de las emociones y la toma de decisiones maduras de acuerdo a su edad.

En esta ocasión, me centraré en la importancia de la empatía como una habilidad fundamental. La empatía nos capacita para ponernos en los zapatos del otro, siendo sensibles a sus necesidades, dificultades, gustos y fortalezas, entre otros aspectos. En el ámbito educativo, la empatía juega un papel crucial en la creación de un entorno de aprendizaje positivo y enriquecedor.

A continuación, enumeraré los aspectos positivos que se fortalecen con la práctica de la empatía:

  • Construcción de relaciones positivas: La empatía permite establecer vínculos afectivos más sólidos entre estudiantes y docentes. Al fomentar un ambiente de confianza y apoyo, los estudiantes se sienten seguros para compartir sus ideas, expresar sus emociones y participar activamente en el proceso de aprendizaje. Además, los docentes empáticos pueden comprender las necesidades individuales de sus estudiantes y adaptar su enfoque pedagógico para satisfacerlas.
  • Promoción de la inclusión: En un aula diversa, la empatía desempeña un papel crucial en la promoción de la inclusión y la aceptación de la diversidad. Al fomentar la empatía, los estudiantes aprenden a valorar y respetar las diferencias culturales, étnicas y sociales de sus compañeros. Esto contribuye a eliminar prejuicios y estereotipos, creando un ambiente inclusivo donde todos los estudiantes se sienten valorados y aceptados.
  • Desarrollo de habilidades sociales: La empatía en el aula brinda a los estudiantes la oportunidad de desarrollar habilidades sociales esenciales para su futuro personal y profesional. Al ponerse en el lugar del otro, los estudiantes aprenden a escuchar activamente, comprender y resolver conflictos de manera pacífica. Estas habilidades de empatía y comunicación les serán útiles en su vida cotidiana y en sus futuras interacciones laborales.
  • Prevención del acoso escolar: Un aula donde se practica la empatía es menos propensa a la aparición del acoso escolar y otros comportamientos agresivos. Fomentar la empatía ayuda a los estudiantes a comprender las consecuencias negativas de sus acciones y a cultivar una actitud de respeto hacia sus compañeros. Además, los docentes empáticos están mejor preparados para identificar y abordar situaciones de acoso escolar, creando un entorno seguro y libre de violencia.

La empatía es una habilidad esencial en el aula de clases que promueve valores fundamentales como el respeto, la inclusión y la tolerancia. Al fomentar la empatía, los docentes contribuyen al desarrollo integral de sus estudiantes, generando un ambiente propicio para el aprendizaje y la convivencia pacífica. Los beneficios de la empatía trascienden el aula, ya que los estudiantes empáticos se convierten en ciudadanos responsables y comprometidos con la construcción de una sociedad más justa y equitativa. Por tanto, es fundamental que la empatía sea considerada como una competencia a desarrollar y fortalecer en el ámbito educativo.

Escrito por: Andrea Jaramillo, Pastoral Life Leader

Acerca de Cumbres Preschool 

El Colegio Cumbres es una institución ubicada en el municipio de Chía, calendario B, bilingüe, fundada en 2000. Preescolar Cumbres te ofrece un ambiente seguro y divertido, para vivir una experiencia inolvidable compartiendo el crecimiento de los niños, descubriendo sus fortalezas y virtudes para enfrentar el mundo futuro.